Tiempo de compartir

El martes 30 de enero tuvimos una actividad preparada por una pareja que asiste regularmente a nuestras actividades.

El desarrollo de esta actividad no hubiera sido posible sin su empeño y tesón, desde aquí les damos nuestra más profunda gratitud.

En palabras de Henri BEKALLE:

“Hemos visitado el centro La Maison de la Esperanza con los asistentes. También les hemos presentado los diferentes tipos de programas organizados por la Maison de la Esperanza (Aterworks, conferencias, conciertos, talleres, etc).

Hemos hablado que la soledad sufrida porque estamos en grupos que no son bondadosos, atentos.
La soledad también puede ser voluntaria (auto-exclusion) porque no estamos satisfechos con lo que nos rodea.
Pensamos que en un grupo, cada uno debe buscar su sitio y hacer el esfuerzo en participar.
La soledad puede estar también ligada a una baja autoestima que nos lleva a tener una mal
a relación con los demás.
Sin embargo es justamente relacionándose con los otros que uno descubre quien es realmente y lo único que pude reconfortarnos en relación a nuestra autoestima.
Finalmente hemos visto que en el Jardin del Eden, Adan estaba solo. Y Dios dijo: “No es bueno que el hombre esté solo” y fue cuando Adan tomó conciencia de que necesitaba de ayuda. La relación social es una necesidad esencial para el ser humano. “
La Maison de la Esperanza es más que un centro cultural y espiritual, es también un lugar de influencia, un lugar para los creyentes y no creyentes, de celebración y encuentros, un lugar de cura para el alma cansada.
Sois bienvenidos a nuestra Casa !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *